Lizarte, rumbo a Toledo

08/08/2014

La Vuelta a Toledo dará mañana en Ocaña el pistoletazo de salida a su 49ª edición con el equipo Lizarte un año más entre las catorce formaciones en liza. La escuadra navarra pondrá en acción a Aitor González -2º clasificado en 2013-, Antonio Pedrero, Rafael Márquez, Santiago Ramírez, Raúl Martínez de Morentin, Mikel Azcoiti y Javier Ruiz de Larrinaga, dirigidos por José Ramón Cacho, en cuatro etapas que conservan el espíritu tradicional de la ronda manchega.

 

124 kilómetros llanos entre ITV Ocaña y Consuegra alzarán el telón de la carrera mañana sábado, seguidos el domingo por 139 kilómetros con salida en Camarena y una primera criba importante: El Cerro de los Palos (2ª categoría), a 10 km de la meta en Guadamur. El lunes la caravana se adentrará en Madrid para partir desde Navalcarnero en otra jornada eminentemente plana hacia Villarrubia de Santiago (144 km). El fin de fiesta llegará el martes, con la empinada llegada a la Plaza de Zocodover de la capital toledana como gran protagonista junto a la dura ascensión al Alto del Robledillo (1ª) poco antes del ecuador de los 137 kilómetros de etapa.

 

"Creo que vamos a Toledo en un momento bastante oportuno", explica Manolo Azcona, director general. "Pedrero y Ramírez llegan bien después de haber corrido Zamora y León y, aunque es una vuelta tradicionalmente más para rodadores, sin muchas subidas, los escaladores que están bien de forma siempre ocupan las primeras plazas. La general se debería jugar entre el segundo día y el último, pero el primer y tercer día también pueden ser peligrosos si sopla el viento así que no se podrá bajar la guardia en ningún momento".

 

Por su parte, un segundo bloque del cuadro navarro se centrará en el San Roman Saria de mañana en Muxika (Vizcaya), puntuable para el Lehendakari. El conjunto rosa alineará al líder del torneo vasco sub-23, Jorge Arcas, así como a Marc Soler, Ander Plazaola, Imanol Lafuente, Egoitz Fernández, Jon Armendariz, Luis Pascual, Mikel y Beñat Ezkieta, Óscar Rodríguez, Julen Ardaiz y Josep Arnau, bajo la dirección de Iraia Izkue. En el horizonte, 128'6 kilómetros divididos en cinco vueltas, cada una con una larga subida a Mendata, que concluirán en el último paso en la cima del repecho de San Roman.

Anterior
Volver al listado de noticias
Siguiente