Dos nuevos frutos del vivero de Barbastro

30/11/2017

 

Las categorías inferiores del deporte son una pirámide en la cual todos los niveles son importantes. Del mismo modo que las estructuras sub23 surten de corredores a los conjuntos profesionales, para el Equipo Lizarte es esencial el buen trabajo realizado en el escalón inferior por clubes ciclistas como Ermitagaña (del cual surgieron Urko Berrade o Carlos Ruiz), Estella (del cuál han llegado Sergio Araiz o Miguel Mujika)... ó Barbastro.

 

Desde el equipo juvenil del Club Ciclista Barbastro, conocido como Huesca La Magia hasta 2016 y denominado esta campaña Turismo Villanúa - Gran Ducay, llegaron en su día los nuevos profesionales Jaime Castrillo y Sergio Samitier. También lo hicieron otros seis componentes de la plantilla 2018 del Equipo Lizarte: Roger Adriá, Kiko Galván, Álex Jaime, Jordi López, Martí Márquez y Álex Ruiz. Y la próxima temporada se vestirán de ‘rosa’ otros dos frutos cosechados en el vivero oscense: Miguel Briz y Raúl Rota.

 

 

Briz describe a Raúl Rota (1999, Sabadell) como “un excelente sprinter con muy buen manejo en el pelotón”. Efectivamente, es gracias a su punta de velocidad que el barcelonés se ha postulado como uno de los nombres más destacadas de la categoría juvenil esta temporada. Rota se apuntó un total de once victorias, con etapas en escenarios del nivel del Circuito Cántabro, la Vuelta a Pamplona, la Vuelta a la Ribera del Duero o el Trofeo Ayuntamiento de Peñafiel, perteneciente a la Copa de España, amén de proclamarse Campeón de Catalunya. “Sé que tendré que trabajar para mis compañeros y que es apuntar muy alto pero, ya que tengo la costumbre, me gustaría conseguir una victoria la próxima temporada”, apunta cuando se le pregunta por un objetivo para su debut como sub23. En el Equipo Lizarte espera encontrar “formación” para “evolucionar como ciclista”.

 

 

Entre risas, Rota describe a Miguel Briz (1999, Cariñena) como “muy rubio” antes de apuntar que es “un gran escalador y un excelente compañero que fue un apoyo fundamental en muchas de mis victorias”. El zaragozano es ciclista desde la cuna inspirado por su padre: “Iba con él a sus carreras y empecé a competir con 7 años, apenas hubo pruebas de mi categoría”. Además del trabajo para sus coequipiers, su 2017 tuvo momentos de brillantez individual como el triunfo en el Trofeo Primavero de Olot (Girona), en cuya subida final de tres kilómetros se destacó por encima del resto de rivales. En el Equipo Lizarte se reencontrará con “buenos amigos y buenos ciclistas” con los que ya compartió la temporada 2016 en las filas de Huesca La Magia.

 

Así, Miguel Briz y Raúl Rota se convierten en los ciclistas número 22 y 23 de la plantilla del Equipo Lizarte para la temporada 2018. Se suman a los 17 renovados de la presente campaña y a los refuerzos ya anunciados de Íñigo Elosegui, Martín Bouzas, Miguel Mujika e Ibon Ruiz.

Anterior
Volver al listado de noticias
Siguiente